Veraneo en las terrazas de Pamplona

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

SARAY MACÍAS / 31.07.2020

Las mesas al aire libre ganan adeptos este verano, con nuevas propuestas como las de Sarasate, y otras en Media Luna, que han visto ampliadas sus instalaciones en un parque privilegiado

Las terrazas de los bares son una forma de darle vida a la ciudad y en estos momentos servirán para que el sector de la hostelería remonte después de la crisis sanitaria de la covid-19. El Ayuntamiento ha dado licencia a varios establecimientos de la cuidad de Pamplona para poder aumentar su oferta al aire libre.

Las nuevas terrazas del paseo de Sarasate han dado la oportunidad a establecimientos de la calle San Nicolás y de la calle Comedias para que puedan ampliar sus espacios y ofrecer un servicio más abierto al público. Al comienzo de la desescalada únicamente se permitía consumir en terrazas. Los bares de estas calles como La Escalerica, El Tinglado, El Patio de Comedias, Basoko Taberna y Don Lluis, no contaban con este espacio, ya que no hay lugar en la calle para ello, pero ahora «nos han dado la oportunidad de servir al público en terrazas, y menos mal, porque hay muy poca gente que prefiere quedarse dentro», explicó Guillermo Bretos, encargado de La Escalerica.

Tal y como reconocían mientras tomaban algo las amigas Alba Pérez y Sylvia Erroz, vecinas de la Ribera y Pamplona, respectivamente, «la gente lo hace por su seguridad, les da más tranquilidad estar al aire libre». Cada terraza cuenta con una plataforma de apoyo y un espacio de 10 mesas y 40 sillas. Para los hosteleros, «es una opción para seguir adelante y de que nos rente. No tenemos un sitio enorme ni cocina, pero nos sirve para poder sacarle provecho. Nos da un pequeño respiro para poder seguir vivos», agregó Guillermo.

ADAPTACIONES
En el caso de las terrazas de Sarasate los bares han tenido que adaptarse rápidamente para poder abrir cuanto antes. Cada caseta tendrá una especialidad diferente, en La Escalerica, por ejemplo, «nos centraremos en sandwiches calientes y mojitos para ofrecer algo recién hecho, hay otro bar que quiere hacer copas infusionadas, otro se dedicará a las raciones… Sin hablarlo, viendo a qué se dedica cada uno haremos una cosa diferente para que la gente pueda elegir entre todas las variedades», detalló Guillermo.

Desde el bar Patio de Comedias han apostado por ofrecer una variedad de productos en la propia barra que han adaptado al servicio de la nueva terraza de Sarasate y centrarse en las raciones. «Llamamos por teléfono a nuestro bar para hacer el pedido y un compañero se acerca con la comida en una caja de poliestireno. No es muy cómodo, pero como tenemos el bar relativamente cerca lo hemos adaptado así», indicó Mikel, camarero de el Patio de Comedias.

«Hace falta trabajo, este paseo estaba desperdiciado y es una muy buena iniciativa para que los bares que no teníamos esa opción podamos intentar remontar ahora que la cosa está muy floja por el virus», subrayó Mikel.

En la apertura de este último fin de semana muchos bares constataban un ligero incremento en ventas en comparación con las que estaban teniendo semanas anteriores.

«La hostelería es de las pocas veces que está junta, hemos hecho mucho grupo, nos ayudamos entre todos para hacer una nueva zona, lo que queremos es que la gente venga, que si una terraza está llena, que vayan a la de al lado», puntualizó Guillermo.

La apertura de las terrazas ha empezado suavemente, pero los hosteleros confían en que, «la cosa remonte. En estos momentos no veo sentido abrir la terraza aquí y tener también el bar abierto y vacío. Es mejor priorizar y optimizar, para que lo que abras merezca la pena», explicó el hostelero.

Las terrazas son un reclamo para cualquier persona que se acerque al centro. «Estamos haciendo una ruta por el norte y hemos decidido parar en Pamplona para conocer la ciudad. Pasábamos por aquí y nos ha parecido un sitio muy agradable donde tomar algo y descansar un poco», declaró Santi que vino desde Teruel junto a su familia. La iniciativa por novedosa llama la atención. «De normal íbamos a San Nicolás, pero entre el aforo y las mascarillas y que algunos tienen un espacio muy reducido esta opción de las terrazas nos parece mejor, es cómodo, hay sombra y está céntrico. Ha sido una buena alternativa», comentaron Marian García y Arantxa Biurrun mientras tomaban un café en la nueva terraza de la Basoko Taberna.

MEDIA LUNA
Otro de los establecimientos que ha obtenido el permiso del Ayuntamiento para ampliar su terraza en un parque privilegiado ha sido el bar Media Luna. Estar en estos jardines le ha dado la oportunidad para expandir el espacio entre cada una de las 40 mesas de las que disponen.

«Cuando dieron la oportunidad de empezar a abrir en la desescalada, este bar fue de los primeros, y al final, al tener tanto espacio disponible la gente se anima porque saben que no van a tener problema en mantener la distancia de seguridad. Nosotros tenemos suerte de seguir teniendo gente y de no haber bajado mucho las cifras, a pesar del miedo a los rebrotes. Este año es raro por el coronavirus, sino para nosotros afortunadamente sería un verano más», expresó Xabier Ena, camarero del bar Media Luna.

NUEVA OFERTA
Adaptaciones. Cada terraza del paseo Sarasate se ha especializado en un producto diferente, desde sandwiches calientes y raciones, hasta mojitos y bebidas infusionadas.

AL DETALLE
SYLVIA ERROZ «LA GENTE LO HACE POR SU SEGURIDAD, LES DA MÁS TRANQUILIDAD ESTAR AL AIRE LIBRE»

La Escalerica, El Tinglado, El Patio de Comedias, Basoko Taberna y Dom Lluis, han ampliado sus espacio para ofrecer un servicio más abierto al público.

OCUPACIÓN
40

SILLAS. Cada terraza del paseo Sarasate tendrá espacio para 10 mesas y 40 sillas. Asimismo cuentan con una plataforma de apoyo para prestar servicio en el propio lugar.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *