Vecinos de Iruñea se oponen a la creación de un «hostel» de 277 plazas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Gara Iruñea 13 de octubre de 2017

La asociación vecinal Convivir en lo Viejo opina que este tipo de establecimiento hotelero, que quieren abrir en los almacenes Unzu, atraerá a un tipo de turismo «de borrachera» no deseado en la ciudad.

La asociación vecinal del Casco Viejo de Iruñea Convivir en lo Viejo / Alde Zaharrean Bizi se opone a la apertura de un alojamiento turístico de 277 plazas en el edificio de los antiguos almacenes Unzu por los efectos que este podría tener en el barrio.

Según los vecinos, el Ayuntamiento ha tramitado la concesión de una licencia que permitiría la apertura del «hostel» que estaría gestionado por una multinacional del sector turístico. La asociación no está de acuerdo con la apertura de este negocio porque «este tipo de iniciativa hotelera se caracteriza por ofertar paquetes turísticos de bajo coste que tras denominaciones ‘amables’ buscan fundamentalmente atraer un tipo de turismo low cost o de borrachera», dificultando la convivencia y el bienestar de los habitantes.

A su vez, apuntaron a que muchas ciudades cercanas están haciendo un «esfuerzo considerable» por evitar este tipo de turismo.

Por otro lado, opinan que este proyecto «agravaría de forma irreversible el problema de sobreexplotación ya existente en nuestro Casco Viejo, que ha devenido en grandes problemas de habitabilidad en cada vez más calles y plazas. Un proyecto como este supone la ruptura definitiva del equilibrio perdido desde 2006 –año de la apertura de la veda hostelera– en nuestro barrio».

Por ello, Convivir en lo Viejo propone una «reflexión profunda acerca del modelo de vida, de turismo y de ocio» de Iruñea y del Casco Viejo en particular. «Parece ciertamente irresponsable hipotecar un espacio emblemático como el que acogería este ‘hostel’, a escasos metros del Ayuntamiento, con una iniciativa que, por el tipo de turismo que atraería y por su dimensión, contribuiría a agravar una situación denunciada en multitud de ocasiones: saturación, ruido, atomización y graves infracciones de la ordenanza cívica», manifestaron.

Por todo ello, los vecinos piden al Ayuntamiento una moratoria que paralice la licencia y que abra un periodo de reflexión. Finalmente, invitan a la ciudadanía a participar en una asamblea en defensa del barrio el 19 de octubre a las 20.00 frente al Consistorio.

Concentraciones en Donostia

La Parte Vieja donostiarra es otro de los puntos afectados por el exceso de turismo. A finales de setiembre un grupo de vecinos denunció la intención de construir un hotel de 29 habitaciones en el número 18 de la Calle Mayor, a lo que se oponen.

Para dar visibilidad y continuidad a su protesta, vecinos y vecinas ocuparon una de las viviendas destinada a convertirse en varias habitaciones, y allí mismo han iniciado una serie de concentraciones cada jueves. La primera tuvo lugar ayer por la tarde.

logo-gara

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *