Una sentencia permite a las pequeñas tiendas vender comida y bebida toda la noche

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sagrario Zabaleta Echarte – 10 de Enero de 2019

El TSJN dictamina la libertad horaria de los pequeños establecimientos de alimentación del Casco Viejo de Pamplona
El Ayuntamiento reguló que debían cerrar a medianoche

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha emitido una sentencia por la que reconoce la libertad horaria del pequeño comercio de alimentación y bebidas alcohólicas del Casco Viejo de Pamplona. El fallo da la razón a la Asociación del Pequeño Comercio de Navarra, integrada por unos doce establecimientos, y rechaza el recurso presentado por el Ayuntamiento de Pamplona. El dictamen no es firme y todavía puede recurrirse en el Tribunal Supremo.

Este litigio se remonta a finales de 2016 cuando el Ayuntamiento de Pamplona aprobó el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Antiguo (denominado Pepri), a través del cual reguló el horario del pequeño comercio de alimentación y bebidas alcohólicas, al establecer su cierre a medianoche. Las tiendas afectadas disponen de una superficie útil inferior a 300 m2 para la atención al público, aunque la normativa excluye a los comercios de menos de 200 m2, pertenecientes a grandes cadenas o superficies.

La Asociación del Pequeño Comercio presentó una queja al Defensor del Pueblo a principios de 2017. Justificó que la normativa foral, estatal, e incluso comunitaria, reconocen “la libertad horaria por supervivencia del pequeño comercio”, explicó ayer Begoña Alfaro, abogada de esta asociación. El Defensor del Pueblo dio la razón a estos negocios y así se lo trasladaron al Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona, que mantuvo su postura del horario de cierre a medianoche.

Ante la reacción del Consistorio, la asociación acudió con la queja estimada por parte del Defensor del Pueblo al Tribunal Administrativo de Navarra (TAN). Este organismo consideró que no compete al Ayuntamiento de Pamplona reglar estos horarios comerciales al existir una normativa de rango superior, la dictaminada por el Gobierno de Navarra, y porque no corresponde al Pepri fijar esa limitación. Tras conocer esa determinación, el Consistorio pamplonés recurrió al Tribunal Superior de Justicia de Navarra, que desestimó sus argumentos. “La sentencia señala que el Ayuntamiento no está capacitado para regular la libertad horaria que tiene reconocida el comercio a través de normas de rango superior”, recordó la abogada Begoña Alfaro. Todavía cabe recurso de casación por parte del Ayuntamiento ante el Tribunal Supremo, aunque puede que desista de esta vía, porque tres instancias (dos administrativas y una judicial) ya han respaldado los razonamientos de la Asociación del Pequeño Comercio. El pleno del Consistorio pamplonés abordará hoy el fallo, ya que este tema está incluido en el orden del día.

La normativa foral y estatal
La sentencia favorece a los pequeños comercios de alimentación y bebidas alcohólicas del Casco Antiguo a establecer los horarios de acuerdo a sus intereses, sin que superen las 90 horas semanales, como marca la ley en el Estado y en Navarra, y sin rebasar los diez domingos y festivos, como estipula la legislación foral, según recordó la abogada de la asociación.

El dictamen no solo beneficia a los establecimientos que han pleiteado sino a todos los pequeños comercios del Casco Viejo que cumplen los requisitos anteriormente señalados.

Además, aunque la resolución se refiere al conflicto entre estas tiendas y el Consistorio de la capital navarra;en caso de que se hiciera firme, los efectos de dicha resolución podrían extenderse a otros ayuntamientos navarros con una regulación similar.

No han pagado multas
Este proceso comenzó hace dos años, y en su primera fase estos pequeños comercios recibieron apercibimientos por no cumplir con el horario aprobado en el Pepri, e incluso, sanciones de Policía Municipal. Sin embargo, estas actuaciones dejaron de realizarse y “actualmente no hay ninguna multa abonada por parte de los comerciantes”, confirmó Alfaro.

Pero, la sentencia que favorece a los pequeños comercios, encontrará detractores en la hostelería, ya que las diferentes asociaciones del sector alegaron durante la tramitación del Pepri restringir el horario de estos negocios, al considerar que representaban una competencia desleal y potenciaban el botellón entre los jóvenes.

Los pasos
El Defensor del Pueblo. La Asociación del Pequeño Comercio presentó una queja por la limitación del horario y el Defensor del Pueblo le dio la razón.

El Tribunal Administrativo de Navarra. Ante la falta de respuesta del Ayuntamiento de Pamplona, la asociación acudió al TAN, que reconoció que el Consistorio no puede regular esta materia porque hay normativa superior que legisla.

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra. El pasado diciembre el TSJN volvió a fallar a favor de las tiendas. Todavía el Ayuntamiento de Pamplona puede recurrir al Supremo.

Orden del día
Pleno. El Consistorio tratará hoy el dictamen del TSJN.

La cifra
12
La Asociación del Pequeño Comercio engloba a unos doce establecimientos, entre los que hay de alimentación, chucherías, herboristerías…

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *