Una desescalada que proteja la salud pública y los derechos fundamentales, por AAVV sa Riba de Ibiza y otras asociaciones

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

NouDiari 4 de mayo de 2020

Ante la excepcional situación de pandemia que sufrimos, la Federación de Asociaciones Contra el Ruido y la Federación de Asociaciones contra la Contaminación Acústica y en defensa del Patrimonio Histórico expresan sus condolencias por las numerosas personas que han fallecido y su más sentido pésame a familiares y amigos.

En cuanto a las medidas a adoptar para la reactivación económica, muestran su preocupación y firme rechazo ante algunas propuestas que implican un retroceso en los objetivos de sostenibilidad de nuestras ciudades. Aumentar la presión que ya ejercen las actividades contaminantes, mediante la ampliación de horarios y espacios para terrazas de bares, cafeterías y restaurantes, es ir en contra del derecho a la salud de los residentes y vulnera los derechos fundamentales. No solo porque aumenta el actual riesgo de contagio, sino también porque todo lo que sea favorecer el ruido empeora la calidad de vida de nuestros vecinos.

Ampliar el horario y el espacio de ocupación del suelo público con aumento de terrazas en calles peatonales de nuestras ciudades implica un grave riesgo para los residentes en las mismas, al impedir y dificultar el cumplimiento de los dos metros de distancia, como mínimo, entre el público de las terrazas y las ventanas de las viviendas de los pisos bajos de dichas calles. No cabe pretender que los residentes en pisos bajos de las calles peatonales tengan que usar dentro de sus hogares las mascarillas de protección para disminuir el riesgo de contagio del coronavirus.

Asimismo, la permanencia de público, durante más de ocho horas, en esas calles peatonales, aumenta el riesgo de contagio entre los residentes en dichos espacios.

Pedimos a toda la clase política que se atenga al principio de “la salud es lo primero” que, anteel coronavirus, ha sido tenido en cuenta para mantener el confinamiento y proteger nuestras vidas. Desde el Gobierno se ha dejado claro que lo más importante siempre es la salud y se ha recordado que el objetivo primordial es el bien común. Esto supone que las actividades destinadas a la masificación, al ruido nocturno, al alcohol, que empeoran nuestra calidad de vida, no deben ser objetivos a proteger por nuestros políticos autonómicos y locales.

El modelo de convivencia al que debe aspirar la ciudadanía debe estar basado en el respeto al bienestar de las personas, a la Constitución, a las leyes, a los principios que rigen los convenios y tratados suscritos por nuestros gobernantes, a las cartas de derechos y tratados internacionales que nos protegen. Es el momento de revisar los privilegios que se han venido entregando a la turistificación de bastantes zonas en aras de la economía a cualquier precio, que provoca la expulsión tanto de vecinos como de comercios tradicionales. Así, incluso se ha contribuido al despoblamiento de nuestros centros históricos, de nuestros barrios. Ninguna actividad debe alterar el descanso y la inviolabilidad del domicilio; lo importante son las personas, la sostenibilidad y los objetivos de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. Estas deben ser las prioridades; cada alcalde debe luchar por conseguir que su localidad, pueblo o ciudad, sea sostenible, debe proteger a las personas y al medioambiente. Para ello, es necesario seguir estos pasos:

1. Priorizar la salud pública de las personas y sus derechos fundamentales para que no se vean vulnerados. Recuperar el tejido social; iniciar medidas para la recuperación de barrios en vías de extinción, que solo están activos en temporada turística.

2. Recuperar el espacio público en los centros históricos, los barrios, los pueblos y ciudades. Eso supone eliminar terrazas en calles estrechas, en espacios protegidos, en lugares no aptos por su especial protección o sus condiciones. Reducir también el número de mesas, establecer un mobiliario no ruidoso. En definitiva, obligar a los ayuntamientos a que exijan el estudio de impacto ambiental a las actividades económicas externalizadas.

3. Reducir horarios de establecimientos de actividades molestas e insalubres. En la actualidad hay ciudades (incluso del grupo de ciudades Unesco) que mantienen horarios de terrazas hasta las 4 de la madrugada. Así no se respeta el horario nocturno.

4. Hacer obligatorias todas las medidas de accesibilidad y movilidad que los ayuntamientos ignoran, como por ejemplo la obligación de establecer distancias de ocupación a las fachadas (la distancia es de 1.80 metros a fachada, según ley y sentencias que establecen jurisprudencia, pero esta distancia puede ser mayor).

5. Exigir a los ayuntamientos el cumplimiento de la Orden VIV/561/2010, de 1 de febrero, por la que se desarrolla las condiciones de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados. En la actualidad, muchos ayuntamientos de nuestras ciudades permiten la ocupación del carril vehicular de las calles peatonales con terrazas. La afluencia de personas en esas terrazas aumenta el riesgo del contagio del coronavirus entre los residentes.

6. Proteger la costa y los puertos; hacer que los atraques de los barcos sean sostenibles, con toma de tierra obligatoria, así como también obligar a que las embarcaciones sean sostenibles. En la actualidad solo se han planteado reformas para conseguir atraques sostenibles en algunos puertos.

7. Priorizar que el gasto público vaya a inversiones en I+D, iniciar medidas de protección del medioambiente y de mejora de la sanidad, que reviertan en la creación de puestos de trabajo estables y dignos. No favorecer actividades que generen contaminación acústica o atmosférica como el ocio nocturno, la industria del alcohol o la movilidad individual por combustión.

8. Promover y adecuar zonas verdes.

9. Consensuar las iniciativas a tomar con las asociaciones vecinales y los agentes sociales y no solo con los representantes económicos.

Las medidas después de la pandemia no pueden ir contra las leyes establecidas.

Recordamos que el marco legal es el siguiente:

a) Las administraciones públicas competentes asegurarán que se adopten las medidas adecuadas de prevención de la contaminación acústica para que no se supere ningún valor límite aplicable. Los hosteleros, como titulares de emisores acústicos (terrazas), están obligados a respetar los correspondientes valores límite. Ley 37/2003 Ruido y RD 1367/2007.

b) La administración es responsable del control y vigilancia efectivos. Valores límite en espacios públicos de zonas con residentes (terrazas). Horarios: De 7 h de la mañana a 23 h de la noche = 65 dB, de 23 h noche a 7 h mañana = 55 dB.

c) Las dos sentencias del TEDH contra el reino de España establecen la obligatoriedad en todo el estado de respetar la inviolabilidad del domicilio y el respeto a su vida privada y familiar por el ruido, y no puede haber injerencia en estos derechos por parte de ninguna autoridad pública.

d) El Defensor del Pueblo ha dejado muy claro en sus escritos que las autoridades deben asegurar y proteger la salud por ser un derecho fundamental consagrado en la Constitución, la actividad económica de un hostelero es lícita, pero carece de consagración legal alguna.

Firmado por la Asociación de Vecinos de sa Riba y otras Entidades firmantes del territorio nacional.

ENTIDADES FIRMANTES:

ANDALUCIA:
AA.VV. CENTRO ANTIGUO DE MÁLAGA
AA.VV. DEL BARRIO DEL ALBAYCIN (GRANADA)
AA.VV. SACROMONTE-VALPARAISO (GRANADA)
ASOCIACIÓN VECINAL TODOS SOMOS GRANADA
A.D.E.P.A. ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DEL PATRIMONIO HISTÓRICO DE ANDALUCÍA

ARAGÓN:
AA.VV. STOP RUIDOS ZARAGOZA
FUNDACIÓN ESCUELA Y DESPENSA (ZARAGOZA)

CANARIAS:
AA.VV. TRIANA SAN TELMO (GRAN CANARIA)
AA.VV. RESIDENTES ENTORNO VEGUETA TRIANA (GRAN CANARIA)
ASOCIACIÓN PROPIETARIOS RESIDENTES Y USUARIOS DE LA DÁRSENA DE – EMBARCACIONES MENORES –PRUDEM- (GRAN CANARIA)
FEDERACIÓN FORO POR LA ISLETA (GRAN CANARIA)
ASOCIACIÓN PARA EL DESARROLLO HUMANO ACADEHU (GRAN CANARIA)
PLATAFORMA CANARIA MOVILIDAD Y COMUNICACIÓN REDUCIDA PMCR (GRAN CANARIA)
PLATAFORMA VECINAL LAS CANTERAS (GRAN CANARIA)
ASOCIACIÓN DE VECINOS BETANCORES FARRAY (GRAN CANARIA)
ASOCIACIÓN VECINAL MURO MARRERO (GRAN CANARIA)
ASOCIACIÓN URBAN CENTRO EL PERENQUÉN (TENERIFE).
ASOCIACIÓN MEDIOAMBIENTAL LA ÑAMERA (TENERIFE)

CASTILLA Y LEÓN:
ASOCIACIÓN DE AFECTADOS POR EL RUIDO (MIRANDA DE EBRO-BURGOS)
AA.VV. AFECTADOS POR LA CONTAMINACIÓN ACÚSTICA (VILLARCAYO-BURGOS)

CASTILLA LA MANCHA:
A.V. INICIATIVA CIUDADANA TOLEDO HISTÓRICO

EUSKADI:
PARTE ZAHARREAN BIZI AUZO ELKARTEA (DONOSTIA)

EXTREMADURA:
ASOCIACIÓN REGIONAL CONTRA EL RUIDO EXTREMADURA.
Esta asociación integra a:
PLATAFORMA CONTRA EL RUIDO DE ALMENDRALEJO. (BADAJOZ)
EMERITENSES CONTRA EL RUIDO (BADAJOZ) –
ASOCIACION ESPANTAPERROS DE BADAJOZ.
ASOCIACIÓN INTRAMUROS PLASENCIA (CÁCERES)

GALICIA:
AA.VV. LA ENSENADA DEL ORZÁN (A CORUÑA)
O CIMBORRIO (OURENSE)

ILLES BALEARS
ASOCIACIÓN DE VECINOS SA RIBA (IBIZA, EIVISSA)
VIANANTS EN LLUITA (ILLES BALEARS)
ASSOCIACIO DE VEINS BARRI CIVIC DE SANTA CATALINA (PALMA DE MALLORCA)

MADRID:
AA.VV. CAVAS (MADRID)

MURCIA:
ASOCIACIÓN NO MÁS RUIDO MURCIA
ASOCIACIÓN SIN RUIDOS CARTAGENA (MURCIA)

RIOJA:
ASOCIACIÓN LOGROÑO SIN RUIDOS

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *