Tarea en lo “viejo”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

PACO RODA 17.12.2019

Soy un exiliado del Casco Viejo. Y como todo exiliado, sueño con volver. Pero veo que esta patria ya no nos pertenece. Y no, no me comeré ese sapo envenenado que dice que «uno sabe dónde viene cuando elige el Casco Viejo para vivir». Podría contestar que, de igual manera, todos los negros por el hecho de serlo debieran haber aceptado su esclavitud legalizada hasta 1863. Así que reivindicaré el derecho a vivir en un barrio que va camino de vender su alma porque ya no le queda más patria que su sombra. Joan Didion decía que uno no teme por lo que ya perdió, sino por lo que todavía no ha perdido. Me pasa cuando camino por el barrio.

Según el diccionario, saturar es ocupar una cosa hasta el límite de su capacidad. Aplíquese al Casco Viejo de Iruña, ese territorio ocupado que soporta el 85% de los eventos de todo tipo y condición programados en Pamplona. Eso se llama gentrificar, guste o no. Porque cada metro cuadrado se está expoliando para producir plusvalías. Un tal Rajoy diría que pasan cosas. Y esas cosas son las que cuentan y nos cuentan cómo vivimos. Sé que hay gente encantada con este modelo de barrio. Pero hay gente y políticos que confunden un barrio dinamizado con un barrio secuestrado por terrazas, bares que incumplen normas, botellones disfrazados de buenrollismo vecinal, encuentros, ferias, yincanas, carreras, semanas festivas y días del rosado. Es lo que tiene ese proyecto neoliberal, que todo cabe en este barrio after hours. Y pasan cosas. Nacen menos niños y niñas, y se nos van los inmigrantes, y algunos estarán contentos, pero sin ellos no crecemos y alquilar una habitación sin afecto ni paz cuesta 350?, y los jóvenes beben más alcohol y los mayores tienen menos movilidad y menos calidad de vida. Así que un proyecto de barrio no puede estar en contra de la gente, sino al lado. Y debe poner la vida de la gente en el centro, no expulsarla del centro. Este barrio será festivo y turístico y majo y enrollado y estará muy dinamizado, sí, pero es insostenible. Hagámoslo sostenible. Pero sobre todo vivible. Tarea para la Estrategia Pamplona2030.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *