Preocupación en el Casco Viejo de Pamplona por la saturación del turismo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

IMANOL ZOZAYA – 10 de Noviembre de 2019

AZ Ekimena ha elaborado un mapa con posibles nuevos grandes complejos con la nueva normativa
Denuncian el interés de empresas por viviendas enteras, que agrave la pérdida de población del barrio, que roza las 11.000 personas

Preocupados por el auge de los sectores de la hostelería y el turismo en el barrio y la inminente llegada del hostel sobre el antiguo local comercial de Unzu, el tejido vecinal del Casco Viejo, está trabajando en los efectos sobre sus viviendas en una situación que consideran “saturada”. Desde el colectivo Bizitzeko Alde Zaharra (Casco Viejo para vivir) siguen reivindicando, como lo hicieron la pasada legislatura, que el Ayuntamiento declare todo el Casco Viejo de Pamplona “Zona Turísticamente Saturada”, una figura sobre la que tienen dudas jurídicas, pero que piden que se respete por venir de una petición popular. “Fue la decisión del barrio en el proceso participativo de la pasada legislatura”, dicen.

Englobado dentro de la plataforma vecinal AZ Ekimena, Bizitzeko Alde Zaharra lleva trabajando y estudiando desde 2018 los efectos de la gentrificación en el barrio. A finales de octubre lanzaron la campaña ¿Qué pasa con tu casa?/Zure etxearekin zer?,encabezado por un mapa de todo el Casco Viejo de “carácter orientativo” que refleja algunas de las fincas que podrían a pasar a ser alojamientos turísticos (edificios completos). Unas 80 ubicaciones posibles para grandes complejos turísticos (hoteles, pensiones o apartamentos) que cambiarían radicalmente la imagen del centro de la ciudad. De acuerdo a la nueva regulación que se votará en el próximo Pleno del 14 de noviembre, los alojamientos turísticos que ocupen un edificio completo no podrán superar el 25% de la superficie de la manzana en la que se ubiquen. “Es una imagen posible de las plazas que pueden surgir con esta normativa nueva”, expresan desde el colectivo. Los nuevos edificios, añaden, “incluso podrían tener un bar en la planta baja que haría que el problema fuera doble”.

47% DE ALOJAMIENTOS
A día de hoy, el Registro del Departamento de Turismo del Gobierno de Navarra recoge que en el Casco Viejo se ubican 140 alojamientos turísticos (entre hoteles, apartamentos, pensiones, habitaciones, etc.), de un total de 295 que existen hoy en día en todo Pamplona (un 47%). El número de establecimientos (y con ello el de plazas) ha ido en aumento, en julio de 2017 la suma de todos los alojamientos era de 168 en toda la ciudad (4.222 plazas). En el Casco Antiguo, en 2017 había 68 alojamientos (1.604 plazas), este dato suponía ya el 40,48% de alojamientos y el 37,99% del total de las plazas. En septiembre de 2017, la cifra ascendió hasta los 128 en el Casco Viejo.

INTERÉS INMOBILIARIO
En el último tiempo la plataforma denuncia que están proliferando en el barrio ofertas de empresas por medio de publicidad en portales para la compra del edificio completo. Una situación que entienden que puede provocar la marcha de más vecinos del Casco Viejo, mientras denuncian que el barrio pierde población continuamente (hasta encontrarse en cerca de las 11.000 personas), mientras Pamplona y Comarca siguen ganando habitantes año a año.

Otra de las preocupaciones que aborda Bizitzeko Alde Zaharra es el aumento del ocio en el centro de la ciudad. “No hay un solo fin de semana en el que no haya 4 o 5 eventos aquí, carreras, fiestas o despedidas improvisadas”, recalcan. “No estamos en contra del turismo ni del ocio, nosotros también somos consumidores de ocio, pero así te cargas un barrio”, reivindican y defienden “un barrio en el que los txikis puedan ir a clase andando, en el que haya vida y calidad de vida”, sostienen.

UNZU, LA EXCUSA
El grupo Bizitzeko Alde Zaharra se formó a raíz de las jornadas que organizó el proyecto AZ Ekimena, con el fin de seguir tejiendo el asociacionismo en el barrio. Hasta entonces la temática de la vivienda la trabajaba la plataforma AZ, pero con la creación del grupo se abrió un nuevo camino. “Empezamos por la urgencia de que el hostel de Unzu ya tenía proyecto. Unzu fue la excusa para ponernos en marcha”, cuentan. “Trabajamos por un barrio que tiene muchos frentes abiertos. Y pensamos que el grupo durará muchos años”, bromean.

Aunque su preferencia está en declarar el Casco Viejo zona saturada y como mucho “estudiar los proyectos uno a uno”, para permitir o no su creación en la ciudad, desde Bizitzeko Alde Zaharra reconocen que la legislación por distancias, idea inicial del anterior equipo de gobierno y pospuesta por una moratoria de seis meses, es “la opción menos mala” de todas las que existen, “porque al menos separa los alojamientos en distancia”. “El problema es que están haciendo una normativa que lo permite todo”, denuncian.

La normativa que, previsiblemente, se aprobará el próximo jueves en el Pleno municipal regula también los apartamentos y el alquiler de habitaciones en viviendas particulares. “La regulación del alquiler de habitaciones en viviendas nos parece que es un coladero para empresas, más que una forma de alquiler”, expresan.

Desde el colectivo no comprendan que “los políticos no entiendan que el auge del turismo repercute en el precio del alquiler”. “En todas las ciudades en las que se trabaja esto se está intentando reducir el número de plazas, aquí parece que todo lo contrario”.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *