Málaga limita el número de bares para luchar contra el ruido

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

REDACCIÓN, MÁLAGA 22/01/2020

Durante cinco años no se podrán abrir nuevos establecimientos de ocio ni ampliar los actuales en dos zonas de la ciudad

La guerra del Ayuntamiento de Málaga contra el ruido en el centro de la ciudad se ha cobrado las primeras víctimas colaterales: no se podrán abrir nuevos bares en 97 calles del Centro y El Romeral durante los próximos cinco años y los ya existentes van a ser sometidos a duras condiciones.

Tras ser aprobadas por el Pleno a finales del pasado mes de diciembre, las Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS) se activan después de que se haya publicado en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de Málaga el acuerdo definitivo.

La normativa afecta al horario de cierre de las terrazas, que se adelanta

La incidencia de esta medida es inmediata, aunque no afecta a las solicitudes de apertura que fuesen tramitadas con anterioridad a la entrada en vigor del plan. Se limitan o cercenan las posibilidades de ampliación de los establecimientos ya existentes y se fijan nuevos horarios para las terrazas.

Los negocios localizados en las zonas ZAS estarán obligados a recoger las terrazas a las 00:30 de lunes a viernes y a las 01:00 los sábados y domingos en los meses de otoño e invierno; la franja se amplía a las 01:00 de lunes a viernes y hasta las 01:30 los sábados y domingos en primavera y verano. El actual límite está fijado en las 02:00.

Se establecen algunas excepciones como Semana Santa, Navidad, Feria y Carnaval. Los empresarios contaban además con disponer de otros 70 días al año donde no se aplicaría la norma, pero al final se quedan limitados a otros 20.

A partir de las 23 horas, bares y restaurantes funcionarán con puertas y ventanas cerradas

En materia de limitaciones horarias, se señala que a partir de las 23:00 todos los establecimientos “funcionarán con puertas y ventanas cerradas, con el fin de evitar la emisión de ruidos del propio local al exterior”. Y se señala que los titulares de estos negocios tendrán que velar por el cumplimiento de la medida “disponiendo los medios necesarios para que los usuarios, al entrar y salir, o permanecer en el exterior del local, no produzcan molestias al vecindario”.

A partir de las once de la noche, todos los establecimientos deberán tener a una persona directamente encargada de que estas condiciones se cumplan. Las inspecciones van a ser duras y se van a multiplicar.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *