La plaza de Compañía y la de San José, dos ubicaciones para las terrazas del Casco Viejo, al estilo de Sarasate

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Marivi Salvo 18.01.2021

El Ayuntamiento trabaja con los hosteleros de Calderería y Navarrería para que estén en marcha en las próximas semanas, dado que la crisis del sector, derivada del covid, ha obligado a los locales sin terraza a buscar espacios alternativo

La plaza de Compañía y la plaza de San José se van a convertir en las próximas semanas en dos nuevas ubicaciones para las terrazas de hostelería de los bares del Casco Viejo. En esa línea están trabajando el Ayuntamiento de Pamplona con hosteleros de la zona para conseguir, como ya ocurrió en el paseo de Sarasate, un espacio en el que poder desarrollar su actividad, seriamente afectada por las restricciones que impone la pandemia. Las conversaciones ya están bastante avanzadas, y la entrada en funcionamiento de estos espacios podría tener lugar en las próximas semanas, siempre que la situación de la pandemia (en estos momentos delicada) no suponga lo contrario.

Fuentes consultadas señalaron que, una vez que el Ayuntamiento de Pamplona puso en marcha en el verano del año pasado el espacio de terrazas del paseo de Sarasate para establecimientos de San Nicolás, Comedias, Lindachiquía, y calles aledañas, el resto del sector, sobre todo en el Casco Antiguo, se sintió agraviado, ya que, a excepción de zonas muy concretas, como la Plaza del Castillo, y las plazas Consistorial, del Consejo, San Nicolás, etc. los establecimientos de la parte vieja no tienen posibilidad de instalar terrazas.

Esto, que en una situación habitual sería normal, en el momento de pandemia actual ha supuesto para ellos un problema añadido ya que las normas anticovid han reducido la actividad hostelera en el interior de los establecimientos. Así, el segundo cierre total marcado para la hostelería tras el verano, el 26 de noviembre se permitía la apertura de la actividad hostelera en las terrazas, y no fue hasta tres semanas después, el 17 de diciembre, cuando se abrió la del interior de los locales, aunque solo con aforo del 30%.

REUNIONES CON EL SECTOR En el mes de octubre, el Ayuntamiento de Pamplona comenzó a reunirse con los representantes de los hosteleros para abordar soluciones. Fue entonces, según se informó, cuando el Consistorio empezó a estudiar la posibilidad de uso de la vía pública, para la instalación de nuevas terrazas en zonas no previstas para ello. Barajaban incluso peatonalizar calles y cerrarlas al tráfico rodado para ganar espacio al peatón, como se ha hecho en el paseo de Sarasate, pero también para convertir estas ubicaciones en una alternativa para la hostelería. El alcalde Maya en persona se reunió con representantes de varias asociaciones de hostelería «para buscar compensar», según se indicó, las consecuencias de las medidas restrictivas y de cierre que afectan al sector. Para ello además, en el mes de diciembre se aprobó un modelo homologado de terraza cubierta, de tipo jaima, similar a la de Sarasate, una solución transitoria hasta primavera, lo que permite a los hosteleros agilizar los trámites.

COMPAÑÍA Y SAN JOSÉ Tras las reuniones mantenidas con el sector, este periódico ha sabido que se ha llegado a una solución consensuada entre las partes. Por un lado, se va a poner en uso la plaza de Compañía, para que se ubiquen hosteleros de la calle Calderería y habría alrededor de media docena de locales interesados.

Por otro lado, dado que se ha descartado, como pedían los bares de esta calle, la instalación de terrazas en la plaza de Navarrería, por ser una zona de paso de tráfico, así como de vehículos de emergencias y reparto, el Ayuntamiento ha lanzado la propuesta de poner en uso la plaza de San José para terrazas de establecimientos de Navarrería, en torno a 8 o 10.

En este momento, los hosteleros están pendientes del último trámite con el Ayuntamiento, aunque para ellos, según fuentes consensuadas, es una buena solución. Las mismas fuentes opinaron que, dado que es un sector muy castigado por la pandemia, la idea sería echar a andar «cuanto antes». Enero y febrero son, a priori, meses malos por el frío para poner en marcha una instalación al aire libre de este tipo, por lo que podría ser marzo una buena fecha. Se estudia que su funcionamiento llegue por lo menos hasta el verano, a tenor de la evolución que marque la pandemia.

LOS BARES PIDEN TERRAZA Según datos del Ayuntamiento de Pamplona, en el último mes ha tramitado un centenar de solicitudes de nuevas terrazas o cerramientos, tanto temporales como definitivos, realizadas por establecimientos de hostelería de la ciudad en el último mes, en concreto desde la aprobación de los cerramientos temporales a principios de diciembre. Hasta el momento, de las 67 carpas temporales solicitadas, 42 se han autorizado, 15 están en tramitación y 10 han sido denegadas. También se está trabajando en otras 38 solicitudes de nuevas terrazas y cerramientos de carácter definitivo, ya que a todas ellas se les ha solicitado ampliaciones de información.

En Pamplona

El 66% de los bares tienen terraza. Los datos fueron dados a conocer hace unos días en la comisión específica sobre Covid-19. Durante este pasado año se han solicitado un total de 586 ampliaciones de terrazas o nuevas terrazas con lo que 746 locales de hostelería presentan una ocupación de espacio público, 66% del total (60% son terrazas y 6% son barriles o mesas altas). Solo en el último mes (de diciembre a enero) ha habido un centenar de peticiones, y, según se añade respecto de las solicitudes, no siempre son establecimientos diferentes ya que en muchos casos los negocios solicitan ambas cosas simultáneamente para solventar este invierno y poder tramitar con mayor tranquilidad los cerramientos definitivos.

También junto a la plaza de toros. Otro de las ubicaciones que se barajan para terrazas es el entorno de la plaza de toros.

En Sarasate, desde el verano. Cinco establecimientos instalaron en verano terrazas sin música en el paseo Sarasate y tres continúan en la actualidad. La medida, por lo que supone de ocupación del espacio público, no es compartida por colectivos vecinales como Convivir en lo Viejo.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *