I-E pide en el Casco Viejo el 75% de la superficie total para viviendas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

EP – 5 de Diciembre de 2018

Izquierda-Ezkerra ha propuesto que en el Casco Viejo de Pamplona el 75 por ciento de la superficie total construida sea para viviendas, en un momento en el que esta zona está “muy tocada en cuanto al necesario equilibrio entre viviendas y otros usos como el comercial, de oficinas u hosteleros y recreativos”.

I-E ha explicado que ese equilibrio se fijaba en el Plan Municipal de 2002 y en el PEPRI del Casco Antiguo de 2001 y ha apelado a volver a este “espíritu” para la regulación de los alojamientos turísticos.

Izquierda-Ezkerra ha asegurado que le “preocupa enormemente la última propuesta de Geroa Bai, que además ve con muy buenos ojos UPN, porque no sólo asume y da por buenos los cambios de los últimos años, por los cuales en el Casco Viejo los usos comerciales, recreativos y hosteleros han pasado de ser “tolerados” (ocupación máxima 25%) a ser “permitidos” (sin límite de ocupación), por lo que los usos hoteleros van a poder ocupar hasta un 25% de las manzanas independientemente de los usos que ya existen en ella (comercios, cafeterías, etc)”.

En cambio, ha planteado que “si se cumplen las dos premisas que proponemos (75% mínimo para viviendas y 25% máximo para el resto de usos tolerados: comercio, hostelería, recreativos..) no importa tanto si los nuevos hoteles se fijan en porcentaje por parcela o por distancias, puesto que siempre guardarán ese equilibrio necesario para garantizar un barrio vivo, habitado por su vecindario habitual, con comercio local, locales recreativos y hosteleros, en proporción adecuada para la sostenibilidad de todos los usos, minimizando el riesgo de convertir nuestro Casco Antiguo en un área turística recreativa que acabe expulsando a residentes y pequeños comercios a otras zonas de la ciudad”.

Así, ha apostado por “recuperar un Casco Antiguo equilibrado en cuanto a sus usos, preferentemente residencial y de pequeño comercio de cercanía, con un desarrollo de industria hostelera y hotelera limitado, para evitar lo que en otras ciudades ya lamentan”.

Tras ello, ha reclamado “responsabilidad al equipo de gobierno del Ayuntamiento, a Geroa Bai para que retire su propuesta y sea responsable y consecuente con los objetivos iniciales que se planteó este Ayuntamiento de regular y controlar los alojamientos turísticos de todo tipo en el Casco Viejo, y al alcalde Asiron para que lidere una propuesta acorde con las peticiones del vecindario y no con Geroa Bai y UPN, que apuestan por certificar el principio del fin del Casco Antiguo”.

“Este tema es tan importante para el vecindario y para el futuro del Casco Viejo que deberíamos resolverlo antes de abordar los presupuestos 2019”, ha afirmado.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *