Especuladores inmobiliarios aprovechan la crisis del COVID19 en el Casco Viejo de Bilbao para enriquecerse

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Ecuador Etxea 5 de mayo de 2020

Desde SOS Alde Zaharra denuncian que el barrio se está conviertiendo en un territorio sin ley para los especuladores: Pisos turísticos ilegales, alquileres fraudulentos, incremento del precio de los alquileres

El monocultivo económico basado en el sector turístico ha reorganizado el barrio para convertirlo en un territorio para el enriquecimiento de una minoría. Desde SOS Alde Zaharra llevamos 3 años denunciando que el barrio se ha convertido en un territorio especulativo. Aquí las vecinas hemos dejado de ser sujetos y beneficiarias de las políticas públicas, que ahora se diseñan bajo los intereses de lobbies turísticos e inmobiliarios.

Claro exponente de los mismos, entre otros, son plataformas como AirBnB o portales inmobiliarios como Idealista. Durante años, y bajo el amparo de instituciones públicas e intereses económicos privados, se han estado desviando casas al mercado turístico, reduciendo la oferta para las vecinas. Lo que ha acarreado el aumento imparable del precio de los alquileres en el barrio bajo la lógica economicista de la oferta y la demanda.

En el contexto actual de crisis sanitaria y tras la caída en barrena del sector turístico, muchos pisos turísticos están pasando a portales como Idealista para volver al mercado de alquiler de larga duración, hasta la no esperada recuperación del turismo masivo. En el caso concreto del Casco Viejo, son 16 los pisos detectados por SOS Alde Zaharra que actualmente se encuentran simultáneamente tanto en páginas de casas turísticas como de alquiler. En plena crisis social, económica, con sectores imprescindibles en la construcción del tejido social de los barrios seriamente golpeados, y ante unas perspectivas de futuro cuando menos inciertas, pretenden seguir con su negocio egoísta. Negocio que ha acarreado, entre otras consecuencias, la expulsión de vecinas del barrio por la imposibilidad de poder pagar los abusivos precios que se piden por el alquiler de las casas.

Tomando como referencia los datos de Idealista.com, la incorporación de estas viviendas al parque de alquiler supone un crecimiento del 25,40% en el número de viviendas de alquiler gestionadas desde este portal. Es más, estas ofertas suponen un fraude de ley, ya que se encuentran fuera del Real Decreto Ley 7/2019 que regula el alquiler de las viviendas. Algunos de estos pisos ofertados lo son para un periodo corto de tiempo, ya que prevén que el turismo se realzará y que más adelante podrán seguir especulando con ellos a través de plataformas como AirBnb, obviando que ley especifica que los contratos a realizar deben de ser a priori de un mínimo de 5 años. Igualmente se están exigiendo como fianza dos mensualidades de pago cuando la ley establece una como máximo.

Por otra parte, y empleando los datos aportados por el Gobierno Vasco respecto de las viviendas de uso turístico legales del Casco Viejo (no contabilizaremos las habitaciones de uso turístico pese a saber que muchas de ellas son tapaderas de pisos turísticos, ni las viviendas ilegales) un 57,72% del total de viviendas que estaban destinadas al alquiler, son ahora destinadas a la vivienda turística.

No parece sin embargo éste, un problema para las diferentes administraciones públicas que, en lugar de desarrollar planes de reconversión del parque de vivienda, regular los precios y acabar con el abuso de poder, miran hacia otro lado permitiendo la especulación inmobiliaria y los fraudes que se realizan. O en la peor de sus manifestaciones, aprovechan esta situación de excepcionalidad para aprobar rebajas de impuestos para los fondos buitre.

En Alde Zaharra son, al menos, dos centenares de viviendas las que han sido desviadas en los últimos años al mercado turístico. Ahora, ante la imposibilidad de alquilarlas como pisos turísticos, muchos dueños están haciendo alquileres de temporada fraudulentos, con el único objetivo de su enriquecimiento, a través de la especulación y a costa del barrio. Esta vuelta de pisos al mercado corriente, lejos de generar un descenso en el precio de las viviendas de alquiler, nos lleva a un proceso de dirección contraria. Y es que, a día de hoy, el piso más barato que se oferta en el Casco Viejo es de 675€ por un piso de 45m2, y de ahí en adelante encontramos pisos hasta los 2400€ mensuales.

El barrio se convierte en un territorio sin ley para los especuladores. Pisos turísticos ilegales, alquileres fraudulentos, incremento del precio de los alquileres que nos conducen a un claro abismo de gentrificación, pasividad, y cuando no connivencia, de las instituciones públicas rendidas frente al abuso de poder y presión que unos pocos están realizando.

SOS Alde Zaharra nació para destituir la economía turística que destruye la vida comunitaria de barrio, para fortalecer las redes de solidaridad entre las vecinas y para dignificar la vida, parando el proceso de expulsión que el pequeño comercio y las vecinas del barrio estamos sufriendo. Es hora de poner freno a la especulación inmobiliaria, al proceso de turistificación y materializar el derecho que tenemos de vivir, trabajar y disfrutar del barrio.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *