El Pleno aprueba limitar los pisos turísticos, pero no fija distancia mínima entre hoteles

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

M. SALVO/ K. GARCÍA – JAVIER BERGASA – 11 de Enero de 2019

UPN apoya a Geroa Bai en que el control se haga por porcentaje en manzana, lo que permite el hostel

Con un debate bronco y no exento de descalificaciones entre los distintos grupos y hasta del público asistente, el Pleno del Ayuntamiento dio luz verde a la aprobación definitiva de la normativa urbanística (Plan General y PEPRI del Casco Viejo) que regulará los negocios de residencia eventual, apartamentos turísticos y hosteles. Los cambios, que fueron aprobados inicialmente en enero del pasado año, introdujeron ayer modificaciones en el texto de entonces, algunas sorpresivas. Por un lado, se aprobó, con los votos de EH Bildu, Geroa Bai, I-E y Aranzadi, que la implantación de apartamentos turísticos no solo se limite en el Casco Viejo a las primeras plantas de los edificios, sino que además no supere el 25% del bloque (es decir, si hubiera ya en otra planta, no se permitiría).

Por otro lado, en lo que atañe a la implantación de nuevos hoteles, la normativa aprobada en enero, y que fijaba una distancia mínima a cumplir respecto a otro negocio igual, fue modificada finalmente con una enmienda de Geroa Bai. Apoyada con los votos de UPN (el PSN se abstuvo y el resto votó en contra), el nuevo texto señala que un nuevo hotel podrá instalarse en cualquier manzana del Casco Viejo, siempre que no supere el 25% de la misma, un cambio que permitirá la instalación del hostel Unzu en el edificio de Mercaderes, una novedad que recibió los abucheos de parte del público, donde se encontraban representantes de la asociación Convivir en lo Viejo, muy crítica con los usos turísticos en el Casco Histórico.

NO SERÁ ZONA SATURADA Una de sus representantes, Leire Zabalza Alemán, intervino ayer en la sesión en nombre del colectivo vecinal para manifestar que las decisiones municipales les hacen cuestionarse “si somos comprendidos como residentes”, y mostró su oposición rotunda a la enmienda de Geroa Bai porque traerá “gravísimas consecuencias” al permitir la implantación de 277 plazas en el hostel Unzu y convertir el Casco Viejo “en un parque temático” del turismo. A su juicio, limitar por el 25% de porcentaje, y no por distancias, va a permitir “que 80 edificios de nuestro barrio puedan ser residencia eventual”.

Los vecinos de Convivir en lo Viejo, como de AZ Ekimena, habían solicitado que el barrio fuera declarado zona saturada para la implantación de actividades turísticas, una propuesta que Aranzadi llevó como moción, porque “hay que poner pie en pared”, dijo Armando Cuenca, pero que no contó con los votos de otras formaciones.

Virginia Pezonaga, de la Asociación de Apartamentos Turísticos explicó que están de acuerdo en que hay que “erradicar” los pisos turísticos ilegales, pero defendió que los suyos no dan problemas a los vecinos.

Joxe Abaurrea (EH Bildu) señaló que la normativa se hizo atendiendo a una “alarma vecinal”, y por eso se hicieron las restricciones, y añadió que si bien podrían compartir la declaración de zona saturada, no la apoyan porque tiene “dudoso encaje legal”, y puede ser objeto de recursos.

Edurne Eguino (I-E) opinó que la enmienda de Geroa Bai “va a tener efectos terroríficos a futuro”, mientras que Javier Leoz (Geroa Bai), argumentó la enmienda sobre hoteles en que, según opinan, “Pamplona no tiene un exceso de plazas turísticas y hoteleras”. Consideran que los pisos turísticos tienen “más afección para los vecinos” que los hoteles, y defendió que fijar distancias entre hoteles (señaló que no hay proyectos nuevos ni presión para ponerlos) permite que “se vayan distribuyendo por el barrio”. En cualquier caso, dijo que “queremos el desarrollo económico del bario”, y respecto al proyecto de Hostel Unzu dijo: “No es un proyecto que nos guste” y el cambio propuesto en su enmienda “no responde” a permitir que se pueda instalar. A su juicio, el hostel tiene como negativo el número de plazas, pero, sin embargo, “va a dar salida a un espacio que lleva años sin uso”.

Enrique Maya (UPN) compartió con los anteriores en que no hay “turisficación” del Casco Viejo, que solo cuenta con 8 hoteles, por lo que apoyó a Geroa Bai para que se puedan instalar más. Por último, Maite Esporrín (PSN), compartió que en esta cuestión es positivo poner antes la venda.

DE INTERÉS

Víctimas del terrorismo, contra el acto de Sarasate. En nombre de la asociación Anvite de Víctimas del Terrorismo intervino José Ignacio Toca, quien denunció la “falta de ética” por permitir realizar un acto en el paseo de Sarasate “de apoyo a presos de ETA”, de la mano de Sare. Su enmienda, que llevaba UPN, no fue aprobada, y solo salió el punto 2 referente a mostrar el apoyo a las víctimas del terrorismo.

Ordenanza del Euskera. No salió adelante la declaración del PSN para que se retirara el nuevo proyecto de Ordenanza del Euskera.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *