El hotel de la calle Ciudadela de Pamplona: 2 estrellas y un total de 23 habitaciones

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

MARIVÍ SALVO 23.01.2020

LA PROPUESTA QUE TRAMITA URBANISMO INCLUYE UN APARTAMENTO DE 7 HABITACIONES

El proyecto turístico para el chaflán de la calle Ciudadela, 13-San Gregorio, 58-60, en el antiguo inmueble del Bar Anaitasuna, contempla un dos estrellas de 23 habitaciones, 18 de ellas dobles y 5 individuales, además de un apartamento de cinco habitaciones dobles y dos individuales en la planta superior. En la planta baja, se propone instalar la recepción y un salón con bar cafetería y comedor, que según marca la normativa actual deberían tener acceso exclusivo por el hotel. De llevarse a cabo, sería el segundo dos estrellas del Casco Viejo, después del Hotel Eslava de la plaza de la O, que viene funcionando desde el año 1966 y que, como se avanzó, en estos momentos está a la venta.

La propuesta, que como ya adelantó este periódico está analizando el área de Urbanismo, fue presentada al Ayuntamiento el pasado 4 de diciembre, tal y como confirmó ayer el equipo de Gobierno a los grupos municipales. En estos momentos, el expediente está en tramitación, a la espera «de los informes sectoriales preceptivos», por lo que todavía está pendiente de recibir, o no, luz verde, máxime después de que la actuación en este edificio lleva dando vueltas desde hace una década de la mano de Irutrés SL, y cogió forma después, en el año 2016, cuando la siguiente propiedad, la constructora Oscar Vidaurre SL, inició los trámites para adecuarlo como viviendas.

Así, el 30 de enero de 2018 se concedió licencia a la citada propiedad para las obras de rehabilitación del edificio, «con mejora de envolvente térmica, instalación de ascensor y creación de 12 nuevas viviendas y local». El 23 de marzo de ese año, el Ayuntamiento aceptó la transmisión de la licencia a un nuevo propietario, la mercantil Camarcelefre SL, que procedió a las obras. En julio de 2018 comenzaron los trabajos, pero el 28 de septiembre Urbanismo ordenó la «suspensión inmediata» porque excedían «de la licencia de obras concedida», se indicaba. Meses después, el 29 de enero de 2019, Camarcelefre SL, vinculada a un empresario navarro con varios negocios similares, obtenía finalmente licencia de los trabajos de derribo de estructura y vaciado interior del edificio que continúan actualmente.

Sin embargo, lo que en origen iba a ser un proyecto de 12 viviendas tiene visos de convertirse ahora en una actividad hotelera, y todo apunta a que la propiedad ha cambiado de idea una vez que la moratoria que prohibía nuevas aperturas (y que ha durado más de dos años) ya se ha levantado. De este modo, apenas unos días después de que el Pleno de Pamplona aprobara, el 14 de noviembre, las últimas modificaciones de la normativa municipal referentes a actividades turísticas, el 4 de diciembre la actual propiedad, la citada mercantil Camarcelefre SL, presentó licencia para su proyecto de hotel. Se trata de un dos estrellas, una tipología que solo el Hotel Eslava tiene actualmente en el Casco Viejo, y que permite ofrecer un servicio más modesto y con precios más ajustados dirigido a un público medio. Como se sabe, justo en frente se ubica el Hotel Tres Reyes, de cuatro estrellas, uno de los más antiguos de la capital.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *