Convivir en lo Viejo rechaza la conversión de terrazas covid en permanentes

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Pedro Gómez 20 de mayo de 2022

La asociación vecinal presenta una queja ante el Ayuntamiento de Pamplona y el Defensor del Pueblo

La asociación vecinal Convivir en lo Viejo, integrada por residentes del Casco Antiguo de Pamplona, va a llevar al Defensor del Pueblo y al Ayuntamiento una queja por la conversión de terrazas covid en terrazas permanentes, al considerar que dicha decisión atenta contra derechos como el derecho a la salud y a la vivienda digna.

En su escrito, Convivir en lo Viejo muestra su temor a que «gran parte» de las terrazas que pasarán a ser permanentes están en el Casco Antiguo. Así, lamentan que el Ayuntamiento «no ha tenido en cuenta al vecindario, ni los crecientes problemas de convivencia». Así, cita la creciente «costumbre» del consumo de alcohol en la vía pública, los «ruidos, suciedad y aglomeraciones» provocados por la saturación de establecimientos hosteleros o la «cesión de espacio público a negocios privados» en detrimento del «esparcimiento del vecindario y visitantes».

La asociación vecinal denuncia continuos incumplimientos de la ordenanza municipal. Por ejemplo, que las terrazas deben estar claramente delimitadas con marcas en el suelo y que los hosteleros velen por el aforo de las terrazas. «Debido a la pasividad de algunos hosteleros, a la permisividad del Ayuntamiento y al frecuente desbordamiento de los servicios municipales de seguridad, estas medidas no se están respetando, y se ha asentado la costumbre de beber en cualquier espacio de la calle: junto al local, o en calles o plazas próximas», señala el escrito.

El colectivo también denuncia «incumplimientos de la normativa urbanística. «Encontramos numerosos establecimientos que permiten el consumo en la calle. Algunos, incluso, han abierto, de forma irregular, ventanas a la calle, de forma que el consumidor ni siquiera entra al local, sino que pide y consume directamente en la vía pública. Otros carecen de doble puerta, o simplemente no hacen uso de dichas puertas, al permanecer las mismas constantemente abiertas», aseguran.

Según Convivir en lo Viejo, las terrazas covid se presentaron ante el vecindario y la opinión pública como una solución temporal a la crisis económica causada por el coronavirus. «Se solicitó a la ciudadanía solidaridad con la hostelería e incluso se vendieron las terrazas, desde el Ayuntamiento, como una solución al problema del botellón. El concejal Javier Labairu afirmó, en una carta al vecindario de Navarrería, que evitarían el botellón y la saturación en esta zona. Por ello, lamentamos que quiera hacerse permanente algo que siempre se vendió como una medida eventual, para unos pocos meses», señala la queja.

Por todo ello, concluyen que los planes del Ayuntamiento resultan «muy desacertados, por haber tenido en cuenta solamente los intereses de un sector, ignorando completamente los derechos y problemas del vecindario». En concreto, presentan al consistorio cinco peticiones. En primer lugar, el cese inmediato de la actividad de la terrazas covid. En segundo lugar, el cumplimiento de las ordenanzas, en cuanto a aforos, mobiliario, delimitación de zonas, etc. con inspecciones periódicas. También piden que el Ayuntamiento «sea sensible a las quejas y necesidades del barrio y que garantice el derecho al descanso y la intimidad. Por último, plantean que se descentralice la oferta de ocio hostelero y los eventos que impliquen masificación trasladándolos a otras zonas de la ciudad.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *