Alde Zaharrean Biziren prentsaurrekoa/Rueda de Prensa de Convivir en lo Viejo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Contenido de la rueda de prensa del 3 de febrero de 2017

Esta rueda de prensa tiene tres propósitos:

1) Presentar a la ciudadanía nuestra Asociación Vecinal Convivir en lo Viejo/ Alde Zaharrean Bizi (CV/AZB) (convivirenloviejo@gmail.com)
2) Presentar nuestra página web www.convivirenloviejo.com
3) Hacer una valoración de la reciente aprobación de la modificación del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Casco Antiguo

Presentación de la Asociación

Hace más de dos años que vecinos y vecinas del Casco Viejo decidimos convertirnos en un grupo de reflexión e intervención ante la degradación insoportable de cada vez más zonas del barrio. En nuestro manifiesto inicial, al que se adhirieron en torno a quinientos vecinos y vecinas, denunciamos los efectos de la sobresaturación de bares sobre nuestra salud personal, así como sobre la salud pública y social de nuestro barrio. Advertimos también sobre la necesidad de una revisión de los modelos de desarrollo y dinamización del barrio, más allá de la desmesurada apertura de bares y cafeterías.

Entendimos en ese momento que la lucha vecinal organizada era imprescindible ya que ningún colectivo parecía dispuesto a hacer frente al proceso de deterioro que estaba sufriendo la habitabilidad de ciertas calles y plazas de nuestro barrio. Deterioro, debido fundamentalmente a la reciente y masiva apertura de locales de hostelería que, entre otros efectos, ha derivado en una privatización del uso del espacio público sin precedentes.

Hay que recordar que desde la apertura de la veda hostelera (2006) hemos pasado de un local de hostelería por cada 63 habitantes a uno por cada 46 habitantes, densidad mayor que en el distrito Centro de Madrid (1 local por cada 51 habitantes). Y, claro, hay que alimentar al monstruo creado. ¿Cómo? Pues, inundando nuestras estrechas calles de todo tipo de eventos comerciales, que han venido a sumarse a las numerosas fiestas de carácter popular que ya tenían presencia en el barrio, como la Euskal Jaia, las fiestas de calles, Día del Casco Antiguo, Privilegio de la Unión, San Fermin Txikito,… Por poner algún ejemplo de estos eventos comerciales: Noche en Blanco y Rojo (desde 2012), Festival Keler Rock (desde 2013), Calle en Rosa (desde 2014), Vermuteando (desde 2016). Eventos aderezados con conciertos, muchos realizados en calles de escasos cinco metros de anchura, y que constan con permiso municipal, aunque el Ayuntamiento es perfectamente consciente de que los requisitos del permiso son imposibles de cumplir (55 decibelios de volumen máximo).

Ante este proceso tendente a convertir el barrio en una zona fundamentalmente hostelera y “dinamizada” hasta el extremo (ya no se habla de calles y plazas, sino de “zonas de ocio”), nuestro Colectivo empezó a actuar organizando reuniones vecinales mensuales, concentraciones de protesta, ruedas de prensa, manteniendo también una presencia activa en los medios. Asimismo, organizamos jornadas temáticas (fue un lujo contar con el arquitecto Ibai Gandiaga, el sociólogo Arkaitz Fullaondo y el decano de la Facultad de Jurídicas de la UPNA, José Francisco Alenza), además de participar en diversos foros, en el Pleno del Ayuntamiento o en reuniones con diversas instancias fundamentalmente municipales.

La valoración global que hacemos de esta participación en foros y reuniones no es demasiado positiva. Posteriormente comentaremos la enorme decepción que ha supuesto participar en el proceso de modificación del PEPRI, pero nos gustaría mencionar alguna experiencia reseñable:

1) Proceso participativo “Lo Viejo se Mueve”. Participación de muchos miembros del colectivo en una dinámica dedicada a recoger sugerencias para resolver los problemas de movilidad derivados de la masificación de ciertas calles por la clientela de los locales de hostelería. Todas las propuestas relacionadas con esta problemática fueron excluidas del proceso en la fase inicial. Invisibilización de facto de las propuestas de muchas vecinas y vecinos que dedicaron su tiempo a formar parte de un proceso participativo en el que pensaban, como se ve ingenuamente, que sus opiniones serían al menos discutidas en el marco de dicho proceso. Sibilina forma de censura.

2) Hemos encontrado una mayor receptividad en el Área de Ecología Urbana y Movilidad, que ha anunciado la realización de un mapa de ruido para Alde Zaharra. Discrepancias sobre el tema de las sonometrías, ya que Policía Municipal deriva al Área de Ecología Urbana y el área deriva a Policía Municipal. Emplazamiento público a Aritz Romeo (Seguridad Ciudadana) y Armando Cuenca (Ecología Urbana) para que clarifiquen esta cuestión.

3) Se valora como muy positiva la mayor sensibilización que percibimos en la Policía Municipal.

4) Se agradece también su labor a la Policía Foral por su buena predisposición y ayuda continuada.

En cualquier caso, todas nuestras actividades están encaminadas lograr nuestro objetivo final que es algo muy simple: crear un barrio donde podamos vivir y convivir con cierta normalidad (sabemos perfectamente dónde vivimos) y por supuesto defender la función residencial de todas las calles y plazas del barrio. Y de esta forma, con objeto de buscar un mayor apoyo y una mayor efectividad en nuestras iniciativas, un paso lógico era constituirnos en asociación.

El 14 de diciembre de 2016 celebramos la sesión constitutiva de la nueva Asociación CV/AZB, fundada por 34 Socios y Socias Fundadoras. CV/AZB se funda como una asociación independiente, plural, abierta, que va a luchar con total libertad por los intereses de nuestro vecindario y que espera colaborar con otros colectivos y asociaciones que compartan nuestro objetivo de construir un barrio más habitable. Y por supuesto, a partir de ahora, esperamos reunir bajo nuestro paraguas a ese vecindario que busca recuperar ese equilibrio, a veces incómodo, pero equilibrio al fin de al cabo, del que hemos disfrutado durante muchos años y que lamentablemente hemos perdido no hace tanto tiempo.

Por finalizar, antes de comentar el tema de la página web, nos gustaría aprovechar este momento para agradecer el comportamiento de algunos hosteleros que luchan por construir una convivencia en el barrio y que entienden que sobre sus locales viven personas a las que hay que respetar. Gracias de verdad.


Presentación de la página web

El 15 de diciembre de 2016 sacamos a la luz la página web de la asociación, www.convivirenloviejo.com, que pretende ser un instrumento más para lograr algo tan simple como vivir en nuestras casas, nuestras calles y nuestro barrio con los derechos que como ciudadanos y ciudadanas nos corresponden.

En la página presentamos nuestra Asociación y recogemos noticias, opiniones,…, relativas fundamentalmente a la problemática de convivencia en nuestro barrio desde el inicio de nuestra andadura, allá por septiembre de 2014. Hay también secciones dedicadas a las actividades del colectivo, a clarificar la normativa que aplica y también a recoger otras realidades que escapan al ámbito de Pamplona. Consideramos muy importante aprender de experiencias de otros lugares donde este tipo de dinámicas impositivas y destructivas hacia sus cascos antiguos están en una fase más avanzada que en Iruña. Procesos que tienen en común la mercantilización del espacio público y la expulsión del vecindario, fenómenos que ya se están dando en nuestro barrio (curiosamente enero de 2017 marca el mínimo de la serie histórica de población en el barrio, 10781 habitantes, 13% menos que en el pico de 2006, año hasta el que la población del casco viejo estaba creciendo y en el que se abre la veda hostelera). Como ejemplo de estas dinámicas, un titular aterrador de este mismo 18 de enero sacado del Diario Sur “Los hosteleros exigen que el Centro de Málaga deje de considerarse zona residencial”. Hasta ahí no hemos llegado. Al menos de momento.

También disponemos de espacios como “El Casco News”, “Zirikadak” o “Asteroko Argazkia” (la foto semanal) donde expondremos nuestras denuncias sobre situaciones que vivimos día a día.

Por el momento la página contiene unas 160 entradas y la actualizamos de forma permanente.
Y por acabar, mil gracias desde aquí a todas esas vecinas y vecinos militantes que siguen luchando y dando la cara por defender la función residencial y el espacio público de nuestro barrio. No estáis solas.


Consideraciones de nuestra participación en la Reforma del PEPRI

El planteamiento vecinal es muy sencillo: queremos desarrollar la vida diaria dentro de unos parámetros de calidad aceptable que posibiliten unas condiciones de habitabilidad dignas apoyadas en normativas que protejan nuestros más elementales derechos.

En el reciente debate suscitado en torno al Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Antiguo (PEPRI), Convivir en lo Viejo presentó más de treinta alegaciones, sólidamente argumentadas, que fueron rechazadas en su totalidad, provocando una gran decepción en el colectivo que esperaba otra actitud en el Ayuntamiento del cambio.
Dice el escrito del Ayuntamiento que: el primer objetivo de la modificación es mejorar la convivencia equilibrada entre comercio, hostelería y vivienda… Más que de vivienda debería hablar de vecinos y de vecinas, de personas a las que cabría preguntar qué tipo de ocio queremos y cuánto de él puede llegar a digerir un barrio como el Casco Viejo. El 5% de la población está soportando casi todo el ocio callejero de la ciudad.

Habrá que recordar que sus calles no han cambiado y, lo que antes, en 1987 eran actividades asociadas al ocio incompatibles con la función residencial y molestas… ahora son, por arte de birlibirloque, imprescindibles para dinamizar la zona. Sin embargo, al resto del comercio no parece que le vaya muy bien tanta proliferación hostelera.
Como se ha mencionado anteriormente, cada vez menos vecinos y más bares. Punto y aparte merece el Zentral, discoteca disfrazada de café teatro, que saltándose la normativa vigente y el más elemental sentido común escamotea una cuarta parte del mercado de Santo Domingo.

Normativa creemos que hay más que suficiente y que si se hiciese cumplir, no es que la magnitud del problema sería diferente, sino que no habría problema. Lo que como colectivo venimos reclamando es que el consumo se realice en el interior del bar y en las terrazas autorizadas, que se respeten los horarios, que se cumplan las ordenanzas en aislamiento acústico y ruidos, conocer el tipo de licencias y aforos, elaboración de mapas de ruido, promoción de conductas cívicas y acceso a nuestros domicilios etc.

Hemos confiado en que este “Ayuntamiento del cambio” cumpliría lo prometido en enero de 2015 cuando todos los grupos municipales, a excepción de UPN, acordaron buscar una solución a las crecientes quejas vecinales por el excesivo ruido nocturno como consecuencia de la aglomeración de establecimientos hosteleros, etc. que, a la postre, se ha quedado en agua de borrajas y declaraciones lastimeras admitiendo su incompetencia para solucionar el problema. ¿Es este el modelo de ciudad que quiere el ayuntamiento del cambio, centrado en una oferta hostelera desaforada? ¿Hacer del núcleo de la ciudad un gran bar y vaciar el resto de barrios de oferta de ocio, espacios de encuentro y actividades asociativas?

Como ejemplo nos gustaría citar algunas curiosidades extraídas del proceso:

1) Cambios curiosos del borrador inicial tratado en la Comisión Informativa de Urbanismo del 23 de marzo de 2016 al documento aprobado en la Junta de Gobierno del 24 de mayo de 2016. Se permite en el nuevo documento un incremento de aforo del 25% en establecimientos que alberguen usos prohibidos.

2) Resulta también curioso que se aprueben dos enmiendas de UPN (la nº2 y la nº4). La nº2 busca “una especial tolerancia hacia las obras necesarias para conseguir la accesibilidad universal de los locales”. O sea, hablando en plata, que en función de cada situación, si se pretende eliminar barreras (¿??) que no se tenga por qué cumplir la norma que detalla el documento. La nº4 permite que las ventanas y huecos para servir directamente al exterior puedan estar abiertos durante todo el horario de terrazas, incluso si se emite música.

3) Curioso resulta también que se rechace una enmienda del Grupo Mixto, o sea Izquierda Ezkerra que forma parte del equipo de gobierno municipal tan sensata como “Para emitir música en el interior del establecimiento, los huecos de separación de éste con el espacio público deben estar cerrados; mientras estos huecos estén abiertos no se podrá emitir música en el interior del establecimiento”

4) En las cafeterías, antes del 1 de enero de 2020, al menos el 50% de la superficie útil de público, excluidos los aseos, será destinada de manera permanente a zona de mesas y sillas. ¿Por qué hay que esperar al 2020 para implementar algo que se puede hacer de un día para otro?

5) Las actividades correspondientes a los grupos 1,2, 2 y 3 y las cafeterías contarán, con anterioridad al 1 de enero de 2025, con departamento estanco, para el acceso de público, con absorción acústica y dos puertas, que, salvo casos justificados, no podrán colocarse enfrentadas. ¿2025? ¿Ya sabe el Ayuntamiento que estamos en 2017?

Echamos en falta reflexión sobre aportaciones constantes desde muchos ámbitos como, por ejemplo, las realizadas en las jornadas de coordinación de los Defensores y Defensoras del Pueblo, celebradas los días 22 y 23 de setiembre de 2016 en nuestra ciudad, y que culminaron con una posición contundente sobre el derecho a la protección contra el ruido.

A modo de colofón queremos decir que por nuestra parte seguiremos denunciando las actuaciones abusivas que impiden la convivencia vecinal en el barrio, peleando por conseguir unas condiciones de vida dignas y, si es preciso, acudiendo a cuantos foros y estamentos consideremos oportunos para luchar contra la degradación del barrio que constituye la imagen más emblemática de la ciudad.

2 comentarios

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *